3 alternativas de calefacción que son amigables con el medioambiente

Una vez que comienza la temporada de invierno, las personas comienzan a buscar diferentes formas para calentar todos los espacios de su hogar, con frecuencia seleccionamos las que se encuentran más cerca de nuestro alcance, sin embargo, esto no siempre es el mecanismo óptimo cuando se trata de la salud de nuestro planeta en general; aunque parezca mentira por estos días se incrementa la contaminación gracias al uso masivo de la calefacción por medio de la leña, las diferentes jornadas con emergencia ambiental aumentan al igual que el número de enfermedades respiratorias en los habitantes de pueblos o ciudades concurridos, por lo tanto se hace conveniente buscar otras alternativas de calefacción además de las opciones habituales, para que así podamos disfrutar del calor sin necesidad de atentar en contra del medioambiente.

Para poder conseguir una temperatura adecuada en nuestros hogares, todos los expertos recomiendan mantener un óptimo aislamiento en el interior de la casa; “al momento de opinar sobre el proceso de calefacción en los hogares, lo primero que se nos ocurre pensar es que el problema no solo consiste en generar calor, sino también es mantenerlo dentro del hogar, de esta forma se hace conveniente actuar siempre en una posición preventiva, una buena aislación dentro del hogar nos va a permitir disminuir radicalmente los costos que significa la calefacción”- ha comentado Caterina Quezada, quien tiene un máster en cuidados al medioambiente y además es coordinadora académica de Ingeniería en telecomunicaciones, también posee títulos académicos importantes relacionados con el medioambiente.

Luego de que se ha conseguido tener el hogar completamente aislado, existen algunas alternativas de calefacción un tanto más amigables con el medioambiente, lo cual genera un impacto menor en el entorno, estas son algunas de las que recomienda Caterina Quezada en sus foros:

  1. Suelo radiante: presenta una excelente inversión inicial, sin embargo, resulta ser más eficiente que otra alternativa debido a que el calor es ascendente, esto permite una uniforme y correcta manera de distribuir la temperatura dentro del hogar, sin la necesidad de una convección eléctrica para así impulsar el aire; para la generación se usa circulación de agua caliente de preferencia, esta puede ser alimentada con un panel solar o con electricidad pero estas opciones son más costosas.
  2. Interacumuladores de acs solares y paneles fotovoltaicos: Los Interacumuladores de acs, nos pueden proveer el agua para el suelo radiante ya mencionado, bien sea por convección hidráulica o proporcionando la energía eléctrica necesaria, es importante destacar que la energía eléctrica obtenida por medio de paneles fotovoltaicos puede alimentar toda clase de calefacción eléctrica.
  3. Acumulador de calor: Esto está pensado para espacios pequeños, dichos aparatos son alimentados con electricidad, pero la resistencia pasa por diversos materiales refractarios, los cuales una vez que se calientan permiten distribuir calor por al menos hasta 8 horas, existen de ladrillos refractarios que necesitan de 40 minutos solamente para calentar perfectamente y también existen más evolucionados con un poco de innovación tecnológica utilizando geles refractarios, los que se calientan en un menor tiempo y además mantienen el calor por igual.